ATENCIÓN FUNCIONARIOS – CUANDO EL ICBF NO ORIENTA ADECUADAMENTE A UN USUARIO, ¡PASAN COSAS COMO ESTAS!

Este es un caso de un Padre que da testimonio de trato desafortunado por parte del ICBF, que no supo ponderar el hecho que el Padre vive/trabaja fuera del país y en medio de la crisis, que supone de por sí el entorno de pandemia en que aún nos encontramos, agravado por el ocultamiento adrede que realizaba la progenitora custodia del menor y de su lugar de residencia.
Es un mensaje para que la institución estatal acelere en el proceso evolutivo de mejora y atención al entorno de FAMILIA SEPARADA. El caso presentado permite sensibilizar sobre el horror que vive un progenitor no-custodio ante la respuesta poco asertiva e inclusive agresiva, descalificadora del rol de progenitor no-custodio por parte de la persona encargada de manejar el caso dentro del ICBF.
El impacto psicológico sufrido por el progenitor no-custodio le afecto gravemente en su vida emocional, personal, laboral. La persona encargada de manejar el caso en el ICBF se permitió inclusive hacer perfilamiento psicológico del progenitor no-custodio con el objeto de desestimar su solicitud de apoyo (restablecimiento de derechos). (Sabemos que el perfilamiento psicológico solo esta reservado por la ley a los profesionales debidamente acreditados y con la correspondiente Tarjeta Profesional de Psicología).
La no asertiva intervención en este caso del ICBF ha dejado mucho mas que desear, pues realmente el conflicto se vio atizado por las indicaciones iniciales al padre de ubicar al menor, y después por criticar como “supuesto acoso” la campaña que inicio el progenitor no-custodio para dar a través de medios de comunicación y redes sociales con la ubicación de su menor (actividad que claramente constituye un ejercicio diáfano, legal de su Patria Potestad).
El Padre se queja que es inaudito que sea el ICBF quien, en este caso, este promoviendo el distanciamiento entre el Padre y su menor (desconocimiento del entorno de FAMILIA SEPARADA).
Al día de hoy, la situación ha mejorado, por relacionamiento directo y debido a las acciones del progenitor no-custodio y de una mejor relación que se ha dado con la progenitora custodia.
En resumen el progenitor se ha sentido vulnerado por el desconocimiento del derecho a la FAMILIA en las crudas condiciones que nos ha obligado a vivir este periodo de pandemia.
En este caso el apoyo y la orientación de la Fundación Padres por Siempre ha sido fundamental para revisar la relación entre los dos progenitores orientando la interacción en el bien superior del menor, en la prevalencia de sus derechos y en el manejo armónico de la evolución de la FAMILIA SEPARADA.

ATENCIÓN FUNCIONARIOS – Denuncia de un Padre

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*