ENTREVISTA A DIEGO PARDO

“…Perdí seis años con mi hija, el daño ya está hecho…” – Diego Pardo Cuellar.
El juzgado 48 penal del circuito con funciones de conocimiento de Bogotá el pasado viernes 20 de noviembre absolvió a Diego Pardo Cuéllar, hijo del exalcalde de Bogotá Diego Pardo Koppel entre 1985 y 1986, por el cargo de actos sexuales con menor de 14 años en grado de agravado a petición de la Fiscalía General de la Nación.
El juez de familia declaró a Pardo inocente tras indicar que el ente investigador, acudiendo a sus testigos, no pudo demostrar la culpabilidad del vinculado por abuso sexual.
“El testimonio de la niña aporta muy pocos elementos para tener como demostrados los hechos jurídicamente relevantes plasmados por la fiscalía en la acusación, es decir, si bien admite que su padre Diego Pardo Cuellar le besó en sus partes íntimas, el aparente paso del tiempo no le permitió recordar más detalles, como el lugar o la edad que tenía para aquel entonces”, indicó el despacho.
Este fallo se dio, luego de estudiar los testimonios de la misma niña, algunos psicólogos y hasta la empleada doméstica que trabajaba en la casa que antes compartía con su expareja.
“Se destaca que la menor no recordó aspectos sobre cómo era la casa donde suceden los hechos -solo que había un piano-, tampoco sobre quien estaba ahí cuando el papá le beso sus partes íntimas, o quien vivía en esa casa con su papá. Tampoco recordó nombres de abuelos paternos, o su manera particular de llamarlos como lo mencionó en la entrevista forense. Resultando de importancia, decir que, la familia del acusado en juicio oral dijo que las visitas de la niña eran un evento de suma importancia y que todo giraba alrededor de su presencia en la casa de los padres de Diego Pardo Cuellar”, agrega el juzgado.
Según, el juzgado aseguró que no hay elementos para demostrar la presunta violación. Por el contrario, el proceso nace de una valoración mal realizada.
“No cabe duda para el juzgado, que los tocamientos de contenido libidinoso por los cuales la fiscalía acusa al señor Pardo Cuellar no obedecen a una manifestación espontánea, expresa, directa y verbal de la niña, quien para la época de aquella presunta revelación contaba con tres años y diez meses, sino que surge en medio de una evaluación psicológica realizada por la señora Graciela Galán Picón”, sentenció.
En la misma decisión, la corte determina que el administrador de empresas podrá visitar nuevamente a su hija de nueve años tras ser declarado inocente.

Primera Parte
Segunda Parte
Tercera Parte
Cuarta Parte
Entrevista Completa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*